Florencia, la cuna del Renacimiento

Ninguna ciudad italiana conserva tan bien el encanto y la magnificencia de tu pasado como Florencia. La que es para muchos la cuna del Renacimiento, es una ciudad llena de rincones con mucho encanto capaces de seguir sorprendiendo a los viajeros que han  visitado en varias ocasiones esta ciudad. ¿Qué tiene Florencia para resultar tan atrayente? Una enorme colección videos porno de obras de los mejores artistas del Renacimiento italiano, magníficas iglesias decoradas con los más hermosos mármoles de colores y por supuesto multitud de los edificios que sirvieron como modelo para los arquitectos de toda Europa.

Santa María de las Flores

Qué ver en Florencia

La riqueza arquitectónica de Florencia, hace que sea necesario trazar un plan para intentar conseguir visitar en nuestro viaje los lugares más emblemáticos de la ciudad. ¿Por dónde se puede comenzar? Obviamente por la plaza más importante de la ciudad, la Plaza del Duomo, ya que es el lugar en el que se construyó una de las obras cumbres de Brunelleschi, la Basílica de Santa María de las flores.

Una basílica, de la que nadie debería marcharse sin observar detenidamente su esplendorosa cúpula, que se encuentra fantásticamente escoltada por el Baptisterio de San Juan, un edificio de tipología románica, cuyas puertas fueron decoradas durante del Renacimiento por dos artistas de la talla de Andrea Pisano y Andrea Ghiberti y el Campanario diseñado por Giotto.

Si los ojos del viajero han podido recuperarse de tan bellas imágenes, la siguiente porno parada obligada es la Plaza de la Señoría, el centro histórico de Florencia, en el que se encuentran edificios tan emblemáticos como:

La Logia dei Lanzi (la cual es utilizada como un museo al aire libre) en la que se puede contemplar la obra más importante de Benvenuto Cellini, “Perseo con la cabeza de Medusa”

Palacio Vecchio

El Palacio  Vecchio, cuya enorme mole recuerda a la de un castillo medieval y que es fácilmente reconocible en cualquier vista aérea de la ciudad por su gran torre de más de noventa metros de altura.

En uno de los laterales de esta plaza, se encuentra el edificio que más visitantes recibe al año tras Santa María de las Flores, la Galería de los Uffizi. Un lugar que todo el mundo identifica rápidamente por albergar en su interior al poderoso “David” de Miguel Ángel, en el que el viajero también tiene la posibilidad de encontrar obras de Da Vinci, Botticelli y otros artistas de este mismo período histórico. Otro detalle muy interesante de esta Galería es el conocido como Corredor Vasariano, un pequeño pasillo planificado por Giorgio Vasari para conectar el Palacio Vecchio con el Palacio Pitti.

Estos son los lugares más emblemáticos de la ciudad, pero hay muchos otros que se pueden ver sin tener que soportar largas colas y grandes aglomeraciones de gente. Entre estos lugares destacan:

  • El Palacio del Bargello, construido en la Florencia del medievo, cuyo interior guarda celosamente algunas de las esculturas más importantes de los siglos XV y XVI.
  • La Iglesia de Santa Cruz, en la que se pueden admirar los maravillosos frescos de Giotto, así como las tumbas de hombres tan importantes de para la ciudad como Maquiavelo, Miguel Ángel y Galileo.
  • La pequeña basílica de San Miniato al Monte, una fantástica muestra del románico florentino que destaca por la belleza de su fachada, la cual está decorada por mármoles realizando figuras geométricas y un pequeño mosaico de Cristo acompañado por la Virgen y el mártir al que se dedica la basílica.

Milán, la ciudad del Gran Ducado

Hablar de Milán es hacerlo de una de las ciudades italianas como más poder y prestigio de toda de la República de Italia. ¿Qué ha hecho de Milán la gran ciudad que hoy conocemos? Su privilegiada situación geográfica, la cual le ha permitido convertirse desde la época medieval en un importante núcleo comercial y sobre todo, convertirse en la sede de uno de los Estados más importantes  e influyentes de la Edad Moderna, el Ducado de Milán.

Un pasado muy rico que hoy en día podemos vislumbrar dando un tranquilo paseo por cualquiera de sus calles, el cual se complementa hoy en día con las tiendas más exclusivas de los más famosos diseñadores de moda de todo el mundo.

Catedral Milán

¿Qué podemos visitar en Milán?

Existen multitud de lugares que merece la pena ser visitados al menos una vez durante nuestra estancia en Milán. De entre todos ellos, el turista que viaje por primera vez saca fotos de maduras a la ciudad no puede marcharse sin contemplar con sus propios ojos:

  • El edificio más reproducido en los suvenires de la ciudad y que mejor representa la grandeza de esta ciudad, la impresionante Catedral de Milán, más conocida con el nombre italiano de Duomo. Comenzada en el siglo XIV, este magnífico edificio de estilo gótico, se convirtió desde el mismo momento de su construcción en el lugar sobre el gravita gran parte de la vida de la ciudad.
  • No menos fascinante para el viajero porno que busca las raíces de la vieja Milán, es el fantástico Castillo de los Sforza. Un lugar que actualmente sigue conservando gran parte de su grandeza, que fue la residencia de la familia más poderosa e influyente de Milán, los Sforza, en el que uno de los grandes genios de la Historia del Arte, Leonardo Da Vinci, estuvo trabajando durante dos décadas a las órdenes del gran Duque de Milán Francesco Sforza.
  • Si te interesa el arte, no puedes dejar pasar la oportunidad de realizar una visita a Santa Maria delle Grazie y su Refectorio para poder contemplar uno de los frescos más famosos de la Historia “La última Cena” de Leonardo Da Vinci. Eso sí, te advertimos que deberás reservar tus entradas con mucho tiempo de antelación, ya que dado el estado de conservación en el que se encuentra el fresco, el número de visitas es limitado.
  • El Teatro alla Scala, uno de los más reconocidos templos de la ópera de todo el mundo, en cuyo museo podemos contemplar una gran cantidad de objetos y partituras de las obras de mayor éxito que se han representado en el interior de su patio de butacas.

Galería Vittorio Emanuele

¿No te gusta la Historia? No hay problema, ya que hay multitud de lugares a los que  acudir. Por ejemplo, si eres un gran aficionado al fútbol, te sentirás como en casa visitando el estadio que comparten los dos equipos italianos de más renombre, el Inter y el Milán, San Siro/Giuseppe Meazza (el cual es nombrado de manera diferente dependiendo de cuál de los dos actúe como equipo local). Y si lo tuyo son las compras, seguramente te sentirás como pez en el agua en el interior de la Galería Vittorio Emanuele, un lugar que fue construido en honor al primer rey que tuvo Italia tras reunificarse, en el que se encuentra ubicadas las tiendas más exclusivas de la ciudad.